APRENDIZAJE/LEARNING


Resultado de imagen de aprendizaje

Hola, les dejo nuevo foro… la dinámica es un poco diferente, pues no hay un video o artículo al cual deben dirigirse. En esta ocasión, deben remitirse al texto de la clase… específicamente al capítulo sobre Aprendizaje/Learning. Debes dar una buena leída a ese capítulo y aquí es donde viene lo más interesante… las preguntas generadoras de discusión deben proponerlas ustedes… aquellas preguntas que tengan mejores resultados en cuanto a su generación de participación serán mejor calificada…( Y si…si es correcto lo que estas pensando, en este foro no vale solamente participar un vez si no que deben ser tantas veces como sea necesario) Ánima, lo primero es leer una  o dos veces el capítulo… identifica aquellas ideas que te llaman la atención sobre eltema y luego comparte con nosotros esas ideas  o preguntas generadoras.

Los comentarios (preguntas generadoras) deben ser posteados en el idioma de tu clase… sin embargo, puedes participar en ambos…es decir…si los de bilingüe publican en inglés y usted es de español, puede perfectamente participar respondiendo a un comentario en inglés y viceversa 

Resultado de imagen de aprendizaje

Conociendo nuestro cerebro!


Hola, les comparto un par vídeos (son 2 vídeos… debes ver ambos) sobre el funcionamiento del cerebro humano y de los hemisferios cerebrales… les invito a que los miren con perspectiva crítica y de aprendizaje, pueden complementar el contenido del vídeo con la lectura que aparece en sus textos (Pag.29 English version / Pag.31 Espanish version). Vamos a compartir en el foro, aquellos elementos del contenido que más nos han llamado la atención… los que consideramos datos curiosos o por así decirlo “lo que aprendí”. Recuerden que está permitido preguntar y comentar sobre lo que otro participante ha escrito. El primer vídeo es un  corto animado sobre el funcionamiento diversificado de los hemisferios cerebrales, podremos ver en el corto (con un toque de humor), las funciones principales que corresponden a cada uno de los hemisferios.

En este segundo vídeo, ya un poco más tradicional, podemos ver en un corto tiempo, las estructura más elementales de nuestro cerebro… sus partes principales y la manera en qué estas pueden influir en nuestro comportamiento… Recuerden, si sienten curiosidad por estos temas… no dejen de buscar más información, exploren la red ya que hay muchos sitios de interés y con muy buena información. 

 

ESTRATEGIAS PARA CONTROLAR TU ENOJO


Hola, les comparto un artículo de la Asociación Americana de Psicología, con algunas recomendaciones para el manejo del enojo… vivismos todos bajo estrés, pero no debemos dejarnos vencer por el mismo… nosotros somos más fuertes. Reflexiona un poco y compártenos tus comentarios.

Resultado de imagen para bad mood

Todos nos enojamos, pero la furia fuera de control no es buena para quienes se encuentren a su alrededor e incluso puede serle dañina a su propio organismo. Aquí presentamos algunos consejos para ayudarle a tranquilizarse.

Relajación

Simples técnicas de relajación como respirar profundoamente y la imaginería relajante pueden ayudar a calmar sentimientos de enojo. Si su pareja es irascible como usted, sería una buena idea que ambos aprendieran estas técnicas.

Algunos pasos sencillos que puede tratar:

  • Respire profundamente, desde su diafragma. Respirar desde su pecho no lo relajará. Imagine que su respiración sube desde su “barriga.”
  • Lentamente repita una palabra o frase tranquilizadora como “relájate” o “tómalo con calma.” Repítala mientras respira profundamente.
  • Recurra a la imaginería; visualice una experiencia relajante sea de su memoria o imaginación.
  • Los ejercicios lentos y no extenuantes como el yoga pueden relajar sus músculos y hacer que se calme.
  • Practique estas técnicas a diario. Aprenda a usarlas automáticamente cuando se encuentre en una situación de tensión.

Reestructuración cognitiva

Dicho en pocas palabras, significa cambiar la forma de la que piensa. Las personas enojadas tienden a maldecir, a insultar y a hablar con términos muy subidos de tono que reflejan sus pensamientos internos. Cuando está enojado, sus ideas pueden volverse muy exageradas y demasiado dramáticas. Procure reemplazar estos pensamientos por otros más razonables. Por ejemplo, en lugar de decirse, “Ay, es horrible, es terrible, se arruinó todo,” dígase “es frustrante y es comprensible que esté disgustado pero no es el fin del mundo y enojarme no va a solucionarlo.”

Tenga cuidado con las palabras “nunca” o “siempre” cuando habla sobre usted o sobre otra persona. “Esta máquina nunca funciona” o “Siempre te olvidas de las cosas” no solo no son precisas sino que además tienden a hacerlo sentir que su enojo está justificado y que no hay forma de resolver el problema. Además, distancian y humillan a las personas que de otro modo podrían estar dispuestas a trabajar con usted para hallar una solución. Por ejemplo, supongamos que tiene un amigo que siempre llega tarde cuando hacen planes para encontrarse. No lo ataque; piense en cambio en la meta que desea lograr: llegar usted y su amigo aproximadamente a la misma hora. Evite decir cosas como “Siempre llegas tarde. Eres la persona más irresponsable y desconsiderada que he conocido.” Al hacer esto, la única meta que alcanza es herir y hacer enojar a su amigo.

Exprese cuál es el problema y procure buscar una solución que funcione para ambos; o tome las riendas de la situación. Por ejemplo, puede fijar la hora de su reunión media hora antes para que su amigo llegue a tiempo, aun cuando tenga que engañarlo para que lo haga. De cualquier forma, el problema está resuelto y la amistad no se daña.

Recuerde que enojarse no va a solucionar nada, que no lo hará sentir mejor (y que, en realidad, puede hacerlo sentir peor).

La lógica vence a la ira, porque la ira, incluso cuando es justificada, puede volverse rápidamente irracional. Por lo tanto, use la lógica fría para usted. Recuerde que el mundo no está en contra suyo, usted simplemente está experimentando algunos de los malos momentos de la vida cotidiana. Haga esto cada vez que sienta que la ira le está quitando lo mejor de sí. Estole ayudará a tener una perspectiva más equilibrada.

Las personas enojadas tienden a exigir justicia, valoración, acuerdo entre las partes y disposición para hacer las cosas a su manera. Todos deseamos estas cosas y nos sentimos lastimados y desilusionados cuando no las obtenemos; pero las personas enojadas las exigen y cuando sus exigencias no se cumplen, su desilusión se transforma en ira. Como parte de su reestructuración cognitiva, las personas enojadas deben tomar conciencia de su naturaleza exigente y convertir sus expectativas en deseos. En otras palabras, decir “me gustaría” algo es más sano que decir “exijo” o “debo tener” algo. Cuando no puede obtener lo que desea, experimentará reacciones normales: frustración, desilusión, dolor, pero no ira. Algunas personas usan su ira como una forma de evitar sentirse heridas, pero eso no significa que el dolor desaparezca.

Resolución de problemas

A veces nuestra ira y frustración son causadas por problemas muy reales e inevitables en nuestras vidas. No toda la ira está fuera de lugar, y con frecuencia es una respuesta sana y natural a estas dificultades. Algunas personas tienen una creencia cultural de que cada problema tiene una solución, y su frustración aumenta al descubrir que no siempre es así. La mejor actitud para superar dicha situación es concentrarse no tanto en hallar la solución sino en cómo manejar y enfrentar el problema.

Trace un plan y verifique su progreso a medida que avanza. Las personas que tienen problemas con la planificación pueden considerar útil buscar una buena guía para organizarse o administrar el tiempo. Resuelva a dar lo mejor de sí, pero también a no recriminarse si la respuesta no surge de inmediato. Si puede abordar el problema con sus mejores intenciones y esfuerzo al hacer un intento serio para enfrentarlo directamente será menos probable que pierda la paciencia y que ceda a las ideas de todo o nada, aun cuando éste no se resuelva de inmediato.

Mejor comunicación

Las personas enojadas tienden a sacar conclusiones y actuar en consecuencia y algunas de esas conclusiones pueden ser bastante extremas. Lo primero que debe hacer si está en una discusión acalorada es tranquilizarse y pensar sus respuestas. No diga lo primero que pase por su mente, tranquilícese y piense con cuidado sobre lo que desea decir. Al mismo tiempo, escuche con atención lo que está diciendo la otra persona y tómese su tiempo antes de responder.

Escuche también al trasfondo de la ira. Por ejemplo, supongamos que le agrada tener cierto grado de libertad y espacio personal y su pareja desea tener una mayor comunicación y una relación más estrecha. Si él o ella comienza a quejarse sobre sus actividades, no contraataque describiendo a su pareja como un carcelero, un guardián o un estorbo.

Es natural ponerse a la defensiva ante las críticas, pero no se defienda; escuche el trasfondo de las palabras. Tal vez el mensaje es que la persona se siente abandonada y no querida. Puede ser necesario cuestionarse con paciencia para descubrir esto y también puede ser necesario tomarse un respiro, pero no permita que su ira, ni la de su pareja, hagan que la discusión se salga de control. Mantenerse tranquilo puede evitar que la situación se vuelva desastrosa.

Cómo usar el humor

El “humor tonto” puede ayudar a calmar la furia de varias formas. Por un lado, puede ayudarlo a tener una perspectiva más equilibrada. Cuando usted se enoja e insulta a alguien o se refiere a esa persona con una frase imaginativa, deténgase e imagínese cómo sería literalmente esa palabra. Si está trabajando y le dice a un compañero de trabajo “bolsa de basura” o “ser vivo unicelular,” por ejemplo, imagine una gran bolsa llena de basura o una ameba, sentada en el escritorio de su colega, hablando por teléfono y asistiendo a reuniones. Haga esto cada vez que desee insultar a otra persona; si puede, haga un dibujo de cómo se vería. Esto calmará bastante su furia; y a menudo puede recurrirse al humor para ayudar a aliviar una situación tensa.

El mensaje subyacente de las personas que se enojan mucho es: “las cosas deben hacerse a mi manera.” Las personas enojadas tienden a sentir que moralmente están en lo cierto, que cualquier cosa que bloquee o cambie sus planes es una humillación insoportable que no deben tolerar. Tal vez otras personas lo hagan, pero ellas no.

Cuando note que se siente así, imagínese como un dios o una diosa, un gobernador supremo que es dueño de las calles y las tiendas y del espacio de la oficina, caminando solo y haciendo siempre las cosas a su manera mientras los demás lo tratan con deferencia. Cuantos más detalles pueda poner en su escena imaginaria, mayor será la posibilidad de que se dé cuenta que tal vez está siendo poco razonable; también advertirá la poca importancia que tienen las cosas por las que está enojado.

Hay dos advertencias para cuando use el humor. Primero, no intente simplemente “reírse” de sus problemas; en cambio, use el humor para ayudarse a enfrentarlos de manera más constructiva. Segundo, no dé lugar al humor cruel y sarcástico; esa es otra forma de agresión no saludable.

Lo que tienen en común estas técnicas es el rechazo a tomarse las cosas con demasiada seriedad. La ira es una emoción seria, pero a menudo está acompañada por ideas que, si se las analiza, pueden hacerlo reír.

Cómo cambiar su entorno

A veces es nuestro entorno inmediato el que nos causa irritación y furia. Los problemas y las responsabilidades pueden preocuparlo mucho y hacer que se sienta enojado por la trampa en la que parece haber caído y todas las personas y cosas que conforman esa trampa.

Dése un respiro. Asegúrese de tener “tiempo personal” programado para los momentos del día que sabe que son especialmente estresantes. Por ejemplo, una madre que trabaja puede establecer una regla fija de que cuando llega del trabajo, los primeros 15 minutos deben ser un momento tranquilo. Con este breve respiro, se sentirá mejor preparada para manejar las exigencias de sus hijos sin que la saquen de quicio.

Algunos consejos para tranquilizarse son:

  • Elegir el momento oportuno. Si usted y su cónyuge tienden a pelear cuando discuten asuntos por la noche, tal vez están cansados, o distraídos, o tal vez es simplemente es un hábito. Intente cambiar los momentos en que hablan sobre temas importantes de modo que esas conversaciones no se conviertan en discusiones.
  • Evasión. Si se enfurece cada vez que pasa por la habitación caótica de su hijo, cierre la puerta. No se obligue a ver lo que lo enfurece. No se diga “Bien, mi hijo debe limpiar su habitación para que yo no tenga que enojarme.” Ese no es el punto. El punto es mantenerse calmado.
  • Buscar alternativas. Si su recorrido diario al trabajo en medio del tránsito lo deja en un estado de furia y frustración, cambie de plan. Tal vez podría buscar una ruta diferente, una que esté menos congestionada o sea más pintoresca. O busque una forma alternativa de viajar, como tomar un ómnibus o un tren.
Agradecemos a Charles Spielberger, PhD, de la Universidad del Sur de la Florida en Tampa; y a Jerry Deffenbacher, PhD, de la Universidad del Estado de Colorado en Ft. Collins, Colorado, un psicólogo que se especializa en el manejo de la ira.

8 Secrets for Beating a Bad Mood


Hello, here you can read an article about how we can beat our bad mood… we are under stress all the time… but we should not let the stress win… we are stronger than it. Please think about it..and share us you comments.

Resultado de imagen para bad mood
Source: Goodluz/Shutterstock

I write about depression frequently—and I’m fascinated by healthy ways to improve and protect your mood—because I suffered from depression and anxiety on and off throughout most of my life.

Ever since I started dancing and living a more authentic life I’ve much more rarely experienced “down” moods—when they happen, they’re usually due to something upsetting that’s happened, and last only last a couple of hours or, at most, a day or two. This happens to most of us now and then; but one is only diagnosed with depression when you’ve experienced such consistently for at least two weeks, along with a variety of other classic symptoms. (If you have any concerns that you might be depressed, please see a qualified health professional immediately; this article is in no way intended to substitute for appropriate medical advice)

Most of us do go through difficult or low times, sometimes when the weather turns colder and darker, but especially when we don’t feel as good about life and ourselves as we’d like to. Even when such moods don’t rise to a clinical diagnosis, it’s still a challenge to feel blindsided by a bad mood, especially one that persists over time.

Here, then, are some everyday tips for lifting your mind and body out of a low mood and back into life. Use them to pull yourself out of a bad mood, or to protect a positive mental state (this isn’t about denying feelings or difficult circumstances, but sometimes our mood is negatively affected by the absence of basic health practices such as getting enough sleep and exercise):

  1. Move.Regular moderate to intense exercise can potentially have the same effect on your mood as taking an antidepressant pill every day—and the side effects are much better. To get regular exercise, all you really have to do is walk briskly: Walk to work, walk to errands, or go for a stroll by yourself with a friend or your partner. You’ll be amazed how much it helps. Even if it’s the last thing you feel like doing, you’ll feel great once you’re out there doing it.
  2. Eat healthy foods throughout the day.Don’t go too long without eating—this will make you grumpy—and stay away from sugary junk foods or drinks that make your blood sugar rise and then crash, triggering mood swings. Choose foods rich in omega-3 fatty acids, like salmon and fiber-rich flax seeds, for a happy brain (literally).
  3. Get enough sleep.Research consistently shows that not getting enough sleep can have a dramatic effect on your mood and ability to cope with stress. You might think you’re chronically blue; it could be that you just need some more sleep—and if you regularly sleep fewer than 7 hours a night, I can almost guarantee it.
  4. Spend time with friends, or people who make you laugh.I remember a day I had some dental work done, and was feeling sore and grumpy. I didn’t want to do anything but lie on the couch and mope. Then I turned the TV on and came across a stand-up showcase. Within minutes I was laughing out loud. Lots of times, a moody, lethargic state that feels like it has taken up permanent residence in your brain is only a temporary state that can change quickly, with the right input or stimulation.
  5. Put on music that you love.

    It’s hard to stay down when high-energy music you love is playing. I can go from moping to chorus-line kicks (or pathetic attempts, at least) in 5 seconds if the right song is on. Pay attention to the music, friends, TV shows and activities that give you energy and make you feel fun and alive, and use them as your secret weapons when you’re feeling down.

  6. Sit up straight.It’s true: When we’re feeling blue, we tend to slouch and shuffle around. Stand up straight, walk tall and with purpose, remember to breathe, and most of all, smile, even if you don’t feel like it. You’ll feel better.
  7. Avoid alcohol.Booze will make you feel good for a moment, but it’s a depressant, and so eventually it will make your mood start to slide back downward. Worse, it affects the depth of your sleep, making you feel worse the next day, even if you rest a full eight hours.
  8. Get in the sun.I know, I know—wrinkles, skin cancer, etc. Still, some experts believe our rising rates of depression are a result of the ever-increasing amount of time we spend indoors, and the fact that we wear sunscreen on when we go out, blocking the ability of the sun to form mood-protecting Vitamin D via our skin. Our brains need daylight, and sunlight, to keep producing feel-good neurotransmitters. When the sun comes out, go for a walk—between the sunlight and the exercise of walking, it’s a one-two power punch for a good mood. (But I also take a Vitamin D supplement.)

If you do all of these things, I can’t guarantee that you’ll feel great, but you should feel better and be more resilient to emotional ups and downs.

An important note, again: If you’ve been feeling down for a while, and particularly if you’ve been having thoughts about hurting yourself, get the help or the opinion of a professional.

 

About the Author

LA FUERZA DE LA VOLUNTAD


Hola, les comparto para este primer foro del 2017, un artículo muy interesante sobre esa capacidad humana que nos lleva a la consecusiòn de nuestras metas… la voluntad es un tema de interès general y en nuestro caso particular nos brinda las luces bàsicas para afrontar el reto de un nuevo curso. Iniciar el bachillerato y llevarlo de la mejor forma posible representa un importante desafío para “nuestras voluntades”. Les animo a leer el artículo y a reflexionar en torno a la forma en que podemos aplicar esos 9 consejos (el 10 es màs comercial) a nuestra vida acadèmica, a los retos de la escuela, a la exigencia del bachillerato.

http://www.siquia.com/2016/02/se-puede-mejorar-la-fuerza-de-voluntad/